jueves, 16 de diciembre de 2010

Tristeza de mi experiencia con TACA

Me permitiré otro comentario light, pero confieso que cuando pago quiero que se me atienda bien y nunca he pensado que me hacen un favor, si no que estoy adquiriendo un servicio, así que quiero compartir con ustedes una mala experiencia con TACA, primero quiero que vean mi conversación con un 0perador, y luego pondré la queja que presente a TACA

Allan Madrigal Conejo:Tengo un problema a la hora de hacer check in, dice que los campos son mandatorios, el problema es que las personas que viajamos no tenemos segundo nombre, que debo poner ahí
Leslie:Gracias por contactar nuestro servicio en línea, permítame un momento con gusto le ayudaré.
Leslie:Buenas noches Sr. Madrigal!
Leslie:¿Podría brindarme su código de reserva, por favor?
Allan Madrigal Conejo:Leslie, buenas noches, gracias por atenderme, es que mañan a viajamos 4 personas a xxxxxxx y estoy haciendo el check in por internet y no me deja porque dice que el campo para el segundo apellido es mandatorio, pero no tenemos en el pasaporte
Allan Madrigal Conejo:si, es xxxxx
Allan Madrigal Conejo:esta usted ahí Leslie
Allan Madrigal Conejo:Hola
Leslie:Gracias. Leslie:¿Sería usted tan amable de brindarme un momento en línea por favor?, verificaré la información.
Allan Madrigal Conejo:perfecto, esperaré
Leslie:Gracias por su amable espera. Permítame comentarle que debido a que por razones de seguridad todos los campos requeridos en el pre-chequeo son obligatorios, en este caso que los pasajeros no poseen segundo nombre será necesario que el pre-chequeo se realice en el aeropuerto 3 horas antes de la salida del vuelo en el mostrador de TAC A, uno de nuestros representantes con mucho gusto le asistirá en el proceso.
Allan Madrigal Conejo:Existe alguna forma de reservar los asientos, es que anteriormente espere hasta llegar al aeropuerto y terminé con asientos en la parte de atras y prácticamente pegado al baño
Leslie:Podemos realizar una pre-asignación de asientos pero actualmente sólo poseemos espacios para pre-asignar a los 4 pasajeros juntos en la fila xx o xx.
Allan Madrigal Conejo:el objetivo es que los asientos no esten sobre las alas del avión , cuales de esos asientos cumplen con esas características
Allan Madrigal Conejo:si ninguno esta sobre las alas le agradecería una preasignación de este tipo
Allan Madrigal Conejo:Esta usted ahí
Leslie:Los asientos se encuentran atrás de la parte de las alas del avión.
Allan Madrigal Conejo:entonces esta genial, me los puede usted asignar
Leslie:¿Estaría bien, si pre-asignamos los asientos xxx, xxx (ambos pasillo), xx x (En medio) y xx x ( Ventana) ? este orden será el tramos de viaje desde San José hacia xxxxx. Allan Madrigal Conejo:Me parece excelente, cual seria el procedimiento en el aeropuerto, puedo imprimir esta preasignación?
Leslie:¿Sería usted tan amable de brindarme un momento en línea por favor?, v erificaré la pre-asignación de asientos.
Allan Madrigal Conejo:perfecto, esperare
Leslie:Gracias por su amable espera.
Allan Madrigal Conejo:estan ya confirmados? como puedo hacer cuando llegue al counter del aeropuerto, hay algun comprobante que pueda imprimir
Leslie:Hemos realizado la pre-asignación de asientos para el viaje de mañana, p ara confirmarlos deberán de presentarse 3 horas antes de la salida del vuelo en el aeropuerto en el mostrador de TACA.
Leslie:Recuerde que hemos realizado una pre-asignación no son asientos confirmados. Leslie:Los boletos han sido comprados con TACA y serán operados por LACSA.
Allan Madrigal Conejo:pues si perfecto, pero que hago, llego y digo solo que me los preasignaron y no tengo ningun tipo de documento que demuestre que se preasignaron o co mo ustedes lo llamen, si los voy a confirmar, pues me parece que lo l ógico y justo es que pueda tener algo que diga que los confirme, o como se que no se pre asignaron a varias personas, que cosa me asegura que puedo confirmar eso y que no voy a tener que estar sobre un ala, o cerca del baño, o yo pago una aerolinea para que me discriminen por no tener segundo nombre y aparte de eso para que me sienten donde quieran
Leslie:Enviaremos una copia del itinerario al correo: [email protected], para su verificación.
Allan Madrigal Conejo:disculpeme, pero para donde voy y las horas ya la se y la verdad que me lo repitan no me sirve de nada, lo que quiero es saber que puedo llegar a confirmar eso s asientos específicos
Allan Madrigal Conejo:o existe alguna compañía donde yo pueda confirmar mis asientos con papel en mano, si es así pues le agradecería que me lo dijera, será una compañía a la que le compren muchos boletos
Leslie:Indicarle que la información que se requiere en el pre-chequeo es información requerida por el departamento de migración por lo que todos los datos a ingresar son mandatorios, en este caso, debido a que no poseen los pasajeros segundo nombre, lamentablemente no es posible el pre-chequeo ya que deberá de realizarse en el aeropuerto para la verificación del departamento indicado, la aerolínea no puede negarle un servicio que se puede brindar rápida y efectivament e. Reciba nuestras más sinceras disculpas por el inconveniente experimentado pero no nos es posible confirmar sus asientos ya que los mismo sólo pueden confirmarse en aeropuerto, el proceso que hemos realizado es una reserva de los asientos y los mismo no pueden ser reservados dos veces, por lo que solo se podrá verificar la pre-asignación en el aeropuerto por el sistema de nuestros compañeros.
Allan Madrigal Conejo:seamos sinceros, las decisiones que se toman a nivel migratorio internacional se hacen en conjunto con las aerolineas, me parece que en la crisis actual, la posibilidad de hacer un check in por internet es una ventaja económica para las aerolíneas, esta no es la primera vez que viajo con ustedes y antes no tuve ningún problema con el chequeo, esta es una gestion empresarial desastrosa, b uenas noches

Lo que sigue es lo que le envié como queja a la aerolínea: Intente hacer el check in on line de 4 personas, pero resulta que cometimos el terrible pecado de no tener segundo nombre, así que no se pudo hacer, pido ayuda a leslie mediante el chat en linea y la respuesta que recibo es que no podré hacerlo, porque estos campos son mandatorios, así que el gran favor (por el cual los ángeles estarían conmovidos) es la posibilidad de hacer un prechequeo, el cual debe ser confirmado en el aeropuerto, osea que tiempo no me ahorre y la compañía pues tampoco se ahorro nada, con la gran diferencia que mis estados financieros se verán menos afectados.

Ante la triste posibilidad, pues acepto y pido solamente un documento en el que se diga que yo tengo esos asientos preasignados y sujetos a confirmación. Se me vuelve a decir que no y que lo que obtendré será una copia de mi itinerario (el cual de paso ya conozco, no suelo volar sin saber a donde voy o a que hora).

Se me indica que estas son regulaciones legales... Asi que por lo tanto, tendré que hacer este último vuelo por TACA bajo esas regulaciones. Son tan legales y tan mandatorias que en este formulario no se pregunta un segundo nombre, mirén que lógica tan aplastante, además si la pagina dice que eso será verificado, que importa la no existencia de un segunto nombre si nuestros pasaportes no lo tienen.

Ya la anterior ocasión en que volamos por TACA tuvimos que soportar a un personal con poca o ninguna voluntad de ayudar, un baño apestoso que rivalizaba con la mas remota de las gasolineras, esto lo dejamos pasar.

En esa ocasión hicimos el check in on line, no hubo problemas con nuestros inexistentes segundos nombres... ¡La sorpresa fue que los pases de abordar impresos que llevabamos no servían para nada, así que no nos quedo mas que aceptar unos asientos en la parte trasera del avión, los cuales para mas INRI estaban cerca del baño, pero como el viaje era solo de hora y media el mareo por el olor resultaba soportable. Hace 4 meses de este penúltimo viaje por TACA.

Como psicólogo clínico yo se que este tipo de desastres se dan hasta en las mejores familias, pero creo que la familia TACA debería de poner un aviso en su página WEB que dijera que si usted no tiene segundo nombre su viaje puede convertirse en un suplicio y dejar así que solo los masoquistas viajen con ustedes.

Espero tener respuesta a esto o al menos que me refieran a una contraloría de servicios, tan bien creo en las familias existiria al menos una persona con visión y que sepa que las decisiones que toman los diferentes departamentos de migración en los paises toman en cuenta la opinión de las aerolíneas.

Me pregunto ¿qué pasará con el check in del viaje de regreso? Creo que esto ira al inventario de malas experiencias. Ustedes saben que el servicio es trascendental, ahora estoy experimentando que lo barato sale caro e incomodo

Y aunque me falta empacar algunas cosas, creo que me tomaré el tiempo para postear este mensaje en mi blog y en todos los blogs que pueda

sábado, 21 de agosto de 2010

Joaquin Sabina-Oiga doctor -

Cúal es la responsabilidad de los psicológos, psicoanalistas o psiquiatras, la depresión es tan mala?

domingo, 15 de agosto de 2010

Por las calles de Antigua y el abandono esperado de la psicología


Hace unos días tuve el placer inmenso de caminar por un país que jala de sus pelos al tiempo y como no? por una ciudad en el que este se detuvo.

Y es que la Ciudad de Antigua en Guatemala es magia, un atentando para los sufridos amortiguadores de los carros y todo un bofeteo a la psicología y porque no, el lugar donde se diluye el ya casi imperceptible lugar del psicoanalista.

Y es que en mi mágico recorrido luego de kilómetros caminados, unos miembros de una mara despistados (esto me hace sentir orgulloso, aunque creo que fue suerte) y una comilona de canillitas, vine a topar con la foto que se encuentra acá y sirve como prueba de esa experiencia religiosa y preocupante.

En esta imagen se muestra el anuncio fuera del consultorio de la Licda. María Eugenia Díaz, en el mismo se consigna su especialidad en Psicología y Terapias Alternativas. La pregunta que me invadió acompañada de una fea sensación fue: Eso somos? Sómos una simple terapia alternativa más?

Es que lo que yo hago es diferente de leer una ouija, es qué tratar de entender el inconciente es como recetar aguas de homeopatía. Cúal será acá la noción de ciencia? y no me refiero a Guatemala, sino a la psicología en general y al psicoanálisis en particular.

Y la respuesta esperanzadora, y la única que tengo en este instante, es que el error no está ubicado en las ciencias psi, sino en el discurso de un amo que nos ha reducido a eso. El acercamiento clínico está plagado de un discurso medicalizante y medicalizado, para el doctor somos una alternativa mas.

Al menos eso son los psicólogos, los psicoanálistas o los que tratamos de acercarnos al mismo, somos no solo una terapia alternativa, sino una terapia alternativa desesperada, algo que se hace luego de que los consejos del mejor amigo han fallado, luego de que el cantinero se cansó de escucharnos y cuando la bruja ya no funciona.

Será este nuestro lugar? Y la muerte del psicoanálisis será cierta, y será muerte o será suicidio?

Por las calles de Antigua

jueves, 22 de abril de 2010

El bautismo por el Espíritu Santo y la posesión Diabólica: un psicoanálisis posible y bifocal

“Non est diabolus… dice el necio en su corazón, pero bástate saber que no existe nada más horrible que tu mismo para yo que exista”
Rafael Angel Herra




El bautismo por el espíritu santo es una señal de pertenencia, de pertenencia paterna, es una marca sobre el espíritu en tanto y cuanto ya podemos ver que existe una marca inconsciente: el nombre del padre y una marca física: la masculinidad dada por el genitor y el asomo de un complejo de castración, como dice 1 Corintios 12:13: “Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres, y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu”. Es decir que el bautismo por el Espíritu Santo es una señal de la salvación, no se es verdaderamente salvo hasta que no se es bautizado por el espíritu. Es llamativa la connotación sexual que tiene la expresión en un solo cuerpo, pues la biblia suele usar esta frase para referirse a las relaciones sexuales: ser una sola carne… Si leemos la obra Totem y Tabú de Freud nos daremos cuenta de la forma en la que los símbolos cristianos son una forma de representar aquellas características del padre asesinado y reverenciado, así que la unión sexual adquiere varias características; por un lado la prohibición incestuosa, ahora permitida; y por otro lado la reconciliación, una forma de decir: me perdonas al punto de que me puedo unir a ti.
Esta es un característica de la posesión, en tanto implica una comunicación, a través de la posesión de un cuerpo (ver mi post sobre imagen de cuerpo) y la forma de sellar esta experiencia. El cuerpo se convierte en el sostén de un goce, donde el sufrimiento de la convulsión, de las marcas, de la sangre, implica el sustentar la batalla del goce. Es curioso ver a un pastor protestante que ante las manifestaciones de la posesión, es quien designa si se trata del Espíritu Santo o de un demonio. Si pensamos en las manifestaciones como hablar en otra lengua, cambiar la voz, o tener espasmos podemos ver que la forma en la que se presentan las dos posesiones es la misma. El hecho de que un pastor sea quien indique de que se trata nos habla de una representación del padre. Es decir, que la figura del padre, teñida de todos los tintes edípicos se convierte en Dios, cuando es posible de idealizar, o en Diablo, cuando es necesario que encarne las partes malas. En mis experiencias en ceremonias religiosas protestantes he sido testigo de varías posesiones por el Espíritu Santo, algunas escalofriantes, otras impresionantes, y otras productoras de una risa incontenible, mezcla de ansiedad y vergüenza ajena por una simulación netamente histérica. Porque algunos sostienen que quienes nunca han sido “bautizados por el Espíritu” no tienen el sello a la salvación, y siendo su marca registrada el hablar en lenguas son muchas las personas que se sienten frustradas por no hacerlo. Y quien escuche a estas personas se dará cuenta que con ligeras variaciones siempre dicen lo mismo. Sin embargo en las iglesias se suele considerar que estas personas son “más espirituales”, es decir están en mayor contacto con el padre.
El nombre insondable pero siempre presente del padre se manifiesta de varias maneras: en su forma exaltada es Dios; en su forma degradada es el diablo: la estrella de la mañana que estaba junto al padre y quería ser como él. A veces puede ser uno mismo, una especie de diablo en espejo que señala nuestra desobediencia, si no, véase como en los exorcismos hay temor de los objetos eclesiásticos y durante el ritual una constante burla al oficiante y a dios. La mejor prueba fue como después del estreno de la película “El Exorcista”, basada en el libro homónimo de William Peter Blatty, los casos de “posesiones” se dispararon exponencialmente. Recordemos que en última instancia el síntoma es el campo de juegos del deseo, más bien, el sitio de una semi-realización. Desde Freud comenzó el descenso de la sintomatología histérica de los desmayos y las paralizaciones, los tiempos de la impresionante Anna O` se han ido, pero la histeria, quizá, puede y sabe muy bien encontrar nuevas sintomatologías en el universo de las posesiones por el bien y por el mal, lados antiguos de un mismo deseo. Me refiero acá de esa histeria de Lacán convertida en un modelo de la satisfacción sustitutiva del deseo humano, siempre imposible de colmar.
Todas esas impresionantes películas cuyo tema es el exorcismo o contienen uno: "El Exorcista", “El Exorcismo de Emily Rose”, “Constantine”, etc. Presentan en última instancia la figura del Edipo; como el Edipo materno del Exorcista o la hiperbolización del padre ausente. Es claramente visible como se da la ambivalencia, la visión de dios y del diablo recuperan relaciones preverbales con los padres, la actitud ambivalente del niño hacia el padre se convierte en Fe en el adulto, como en Emily Rose, tal y como dice una “Doctora” que asiste al juicio: “Emily me comentó que había conocido un chico en un baile, me pidió que no se lo contara a sus padres, pues su mamá no aprobaba el baile…” Acá el demonio es la expresión de la disyuntiva del padre que amo contra el padre que odio, dios contra el diablo (me refiero al nombre del padre no al genitor). El demonio que posee es como en el vaivén sintomático de la conversión histérica, es la irrupción violenta del Real traumático (la Cosa) que viene de un afuera amenazante y del interior deseoso también pero amenazante al fin. Como diría Winnicot Dios no es más que “una representación de un objeto transicional altamente personalizada” . El demonio son deseos reprimidos y rechazados que vuelven en busca de la satisfacción sustitutiva del síntoma.
Chomsky decía que existían trazas verbales comunes a la humanidad, Jung hablaba de un inconsciente colectivo, no podría ser la religiosidad una forma no verbal de comunicación determinada genéticamente. Según las investigaciones en el sentimiento religioso de una persona 25 % es hereditario y 75 % es ambiental. Clínicamente hablando diríamos que la religiosidad intensa suele estar asociada al autoritarismo.
En 1922 del Dr. Payer-Thurn, director del Archivo Imperial de Viena, descubrió un manuscrito titulado “Trophaeum Mariano-Cellense, donde se habla la posesión y exorcismo del pintor Cristóbal Haitzmann (Haizmann en algunas ediciones) a finales del siglo XVII.
Pr motivos que no vienen al caso, el manuscrito llega hasta Sigmund Freud, quien en 1923 publica “Una Neurósis Demoniaca en el siglo XVII”, llama la atención que Freud no le llame neurosis de transferencia o neurosisi narcisística, sino que le abre un espacio al demonio, que es la posesión mística por un padre muerto.
El padre de Haitzmann muere y esto lo lleva a una profunda melancolía que aunada al fracaso en lo económico hace necesario un pacto que venga a restituir al padre en la forma de un diablo, el padre nutricio diría Freud, el cual primero es un caballero para luego convertirse en un demonio alado con senos femeninos y un pene. Nos encontramos acá con la encarnación de la madre, que salva, en última instancia es la virgen María la que logra que el demonio devuelva el pacto al que se había comprometido y el cual explicitaba que sería su hijo carnal por 9 años. Una traducción posible de este símbolo es parir un hijo al final de 9 meses. Apoyado en este deseo materno lo que se busca es restituir la función paterna, demonio que en un momento es un caballero que puede salvar de la miseria y esta miseria no es otra, aparte de lo económico donde se funda el temor a no perder, que la perdida imposible del melancólico. El padre es odiado en tanto deseado por la madre, lo que cierra la fantasía narcisista de dar un hijo al padre (Diablo hermafrodita – 9 años – Madre – 9 Meses).
Lo que se evita en este caso es la castración, es un no corte, porque el retrotraer al padre imposibilita la pérdida.
En ese sitio donde se une el recuerdo del padre infantil con la huella mnémica del padre primordial es donde nace Dios. En el momento en que se da el parricidio es el momento en el que el sujeto se liga con la Ley, el padre simbólico es esa ley y es el padre muerto.
Como lo demuestra la experiencia clínica el padre muerto es un ser muy poderoso. Hablo aquí de la obediencia a posteriori, término maravilloso de Freud que nos habla de un ser incapaz de realizar aquello que el padre quería que hiciera, donde su fracaso encarna rebelión y desobediencia, en el neurótico implica también castigo. En el psicoanálisis el paciente tira los demonios de la palabra encima de la escucha de un terapeuta, la transferencia es su límite.
Introducción

jueves, 25 de marzo de 2010

Delirios sobre la locura



La locura cumple el doble propósito de ocultar y de mostrar, oculta la realidad a quien la sufre, y eso lo obliga a fabricar una realidad alternativa que nos habla de que lo real puede ser tan insoportable que puede ponerse a un lado.

Es ese sitio en el que el significado y el significante se separan para el sujeto “normal” (si es que tal cosa existe) y se adhiere a otra pareja que le da un significado diferente, opuesto para el afuera, pero pleno de sentido para el adentro. Al principio de los tiempos, dice un texto imaginario y simbólico, Adán le dio nombre a los animales, símbolo de las pulsiones y para el hombre primitivo el deseo y el animal iban de la mano, la locura invierte este orden y se vive la pulsión convirtiendo al hombre en animal. La locura es un Apocalipsis, ese momento tan temido y predicho donde las montañas caen, la tierra vomita fuego y los huesos de los muertos se asoman mientras otros resucitan, no es el triunfo de Dios o del Diablo, es el triunfo de la locura, ahí donde el nombre del padre falla surge la pulsión autodirigida y por lo tanto narcisista para salvar al sujeto de la cruel cordura.

Seréis como Dioses, dijo la engañosa serpiente, conociendo del bien y del mal, y conocer es la más loca de las posturas… Pero si los dioses son locos, y los hombres somos locos ante los dioses, donde queda la razón entonces.

La razón queda en lo real, se entiende porque la razón que compara a la locura es tan contradictoria, porque lo real no es mas que una visión personal y por lo tanto loca… Es un Quijote cervantino luchando contra la gigantez de un molino. Es ahí donde la enajenación da a luz lo real y por lo tanto no menos valido.

Hugues de Saint-Victor, De fructibus carnis et spiritus. Patrol, CLXXVI, col. 997, citado por Foucault en Historia de la Locura nos da el árbol genealógico de los Vicios y los vicios nacen de la locura, Facundo Cabral dice: “…y después de nueve meses nacerán hijos tan locos como sus padres, y por locos tan libres y por libres tan bellos, que harán un paraíso de este maldito infierno”. Será acaso esta la clara propuesta que el deseo tiene una vertiente liberadora, pero no el deseo perverso que convierte en objeto al sujeto y se encuentra engañado en el engaño que trata de lograr, sino el deseo satisfecho de la debilidad humana que es su fortaleza? Como dice Louise Labé: "No dejéis que se pierda esta bella Dama (locura), que os ha dado tanto contento”.

La locura es aquella prueba de que un significante se ha roto en su devenir, no en vano se les llama lunáticos, acaso no es la luna el más acuático de los astros, acaso no es el agua la madre de la vida. La locura es el espejo, el sitio en el que me asomo y me horrorizo, pero oh contradicción! Precisamente el espejo es aquel que nos protege de la locura, en el estadio del espejo yo me reconozco como aparte y en ese paso cuando me llamo sujeto también hago un llamado a la liana de la cordura que me ata. Por lo tanto debe haber algo que me haga permanecer como sujeto y que me impida el acceso a la locura, ese algo debe ser por lo tanto un significante… Esta propuesta implica una seria desavenencia con otros postulados. Sólo sigo el tortuoso camino de una asociación.

Y donde quedamos los analistas, llamados por el status quo a opinar y curar (si es que tal cosa existe) la locura, el deseo del analista no es analizar? y al analizar conoce y descubre en el paciente y en su ser? El fin (¿) del análisis no es el transito menos padecido por el deseo, la búsqueda de una normalidad menos dolorosa, pero no sin dolor… parodiando a Freud.

La locura es el castigo por el saber, porque saber es horrorizarse y saber es conectarse con la pulsión, acaso no advierte los gnósticos contra las garras de la intelectualidad, porque eso es saber y eso es conocer los oscuros deseos de primera mano. Existe por lo tanto una forma de revolucionarse que no pase por lo intelectual, el saber y la locura? Entonces los gnósticos se contradicen… Mediante la locura llegamos a encontrar la verdad del sueño y recordemos que todos los sueños son satisfacciones de deseos.

La verdadera locura es la que esconde Sade, la verdadera locura es la ética del deseo. El delirio grita la realidad que otrora se escondiese. La locura es una lectura social, llamar a alguien loco es locura en si misma, por eso el analista no habla de locura, nos habla de estructura y ahí trata de salvar el peligro de ese paso para terminar cayendo en él gracias a la contradicción de términos, porque Schreber fue tan loco con Santa Teresa de Jesús, sólo que la autoridad de la razón que declaró su locura fue diferente. Yo creo sostener mi verdad y me siento cuerdo… Calígula que convirtió a su caballo en senador es quien está loco porque se aleja de la verdad que sostengo. El problema es como asegurar que esa verdad es corolario de una realidad y no de lo real.

Sociológicamente el loco es el miserable, en un primer momento asumido por la iglesia para atenderlo, alejarlo de la sociedad normal y por su carácter sacro, luego reducido al hospital psiquiátrico, desde donde podemos soñar que sus muros hagan callar la pulsión que tememos. En Inglaterra las casas de internación aparecen en los lugares más industrializados del país, se trataba de convertir al mendigo y al alienado en seres “productivos” a bajo costo y de esa forma conjurar también la posibilidad de la explosión social. Pero a parte de esto, el trabajo forzado del hospital tiene en valor de una cura moral, es en esta, supuesta, ruptura de la ley de Dios donde surge el castigo que toma la forma de locura. Después de todo la pregunta subyace… ¿Quién es el loco, el de afuera o el de adentro?

Delirios sobre la locura



La locura cumple el doble propósito de ocultar y de mostrar, oculta la realidad a quien la sufre, y eso lo obliga a fabricar una realidad alternativa que nos habla de que lo real puede ser tan insoportable que puede ponerse a un lado.

Es ese sitio en el que el significado y el significante se separan para el sujeto “normal” (si es que tal cosa existe) y se adhiere a otra pareja que le da un significado diferente, opuesto para el afuera, pero pleno de sentido para el adentro. Al principio de los tiempos, dice un texto imaginario y simbólico, Adán le dio nombre a los animales, símbolo de las pulsiones y para el hombre primitivo el deseo y el animal iban de la mano, la locura invierte este orden y se vive la pulsión convirtiendo al hombre en animal. La locura es un Apocalipsis, ese momento tan temido y predicho donde las montañas caen, la tierra vomita fuego y los huesos de los muertos se asoman mientras otros resucitan, no es el triunfo de Dios o del Diablo, es el triunfo de la locura, ahí donde el nombre del padre falla surge la pulsión autodirigida y por lo tanto narcisista para salvar al sujeto de la cruel cordura.

Seréis como Dioses, dijo la engañosa serpiente, conociendo del bien y del mal, y conocer es la más loca de las posturas… Pero si los dioses son locos, y los hombres somos locos ante los dioses, donde queda la razón entonces.

La razón queda en lo real, se entiende porque la razón que compara a la locura es tan contradictoria, porque lo real no es mas que una visión personal y por lo tanto loca… Es un Quijote cervantino luchando contra la gigantez de un molino. Es ahí donde la enajenación da a luz lo real y por lo tanto no menos valido.

Hugues de Saint-Victor, De fructibus carnis et spiritus. Patrol, CLXXVI, col. 997, citado por Foucault en Historia de la Locura nos da el árbol genealógico de los Vicios y los vicios nacen de la locura, Facundo Cabral dice: “…y después de nueve meses nacerán hijos tan locos como sus padres, y por locos tan libres y por libres tan bellos, que harán un paraíso de este maldito infierno”. Será acaso esta la clara propuesta que el deseo tiene una vertiente liberadora, pero no el deseo perverso que convierte en objeto al sujeto y se encuentra engañado en el engaño que trata de lograr, sino el deseo satisfecho de la debilidad humana que es su fortaleza? Como dice Louise Labé: "No dejéis que se pierda esta bella Dama (locura), que os ha dado tanto contento”.

La locura es aquella prueba de que un significante se ha roto en su devenir, no en vano se les llama lunáticos, acaso no es la luna el más acuático de los astros, acaso no es el agua la madre de la vida. La locura es el espejo, el sitio en el que me asomo y me horrorizo, pero oh contradicción! Precisamente el espejo es aquel que nos protege de la locura, en el estadio del espejo yo me reconozco como aparte y en ese paso cuando me llamo sujeto también hago un llamado a la liana de la cordura que me ata. Por lo tanto debe haber algo que me haga permanecer como sujeto y que me impida el acceso a la locura, ese algo debe ser por lo tanto un significante… Esta propuesta implica una seria desavenencia con otros postulados. Sólo sigo el tortuoso camino de una asociación.

Y donde quedamos los analistas, llamados por el status quo a opinar y curar (si es que tal cosa existe) la locura, el deseo del analista no es analizar? y al analizar conoce y descubre en el paciente y en su ser? El fin (¿) del análisis no es el transito menos padecido por el deseo, la búsqueda de una normalidad menos dolorosa, pero no sin dolor… parodiando a Freud.

La locura es el castigo por el saber, porque saber es horrorizarse y saber es conectarse con la pulsión, acaso no advierte los gnósticos contra las garras de la intelectualidad, porque eso es saber y eso es conocer los oscuros deseos de primera mano. Existe por lo tanto una forma de revolucionarse que no pase por lo intelectual, el saber y la locura? Entonces los gnósticos se contradicen… Mediante la locura llegamos a encontrar la verdad del sueño y recordemos que todos los sueños son satisfacciones de deseos.

La verdadera locura es la que esconde Sade, la verdadera locura es la ética del deseo. El delirio grita la realidad que otrora se escondiese. La locura es una lectura social, llamar a alguien loco es locura en si misma, por eso el analista no habla de locura, nos habla de estructura y ahí trata de salvar el peligro de ese paso para terminar cayendo en él gracias a la contradicción de términos, porque Schreber fue tan loco con Santa Teresa de Jesús, sólo que la autoridad de la razón que declaró su locura fue diferente. Yo creo sostener mi verdad y me siento cuerdo… Calígula que convirtió a su caballo en senador es quien está loco porque se aleja de la verdad que sostengo. El problema es como asegurar que esa verdad es corolario de una realidad y no de lo real.

Sociológicamente el loco es el miserable, en un primer momento asumido por la iglesia para atenderlo, alejarlo de la sociedad normal y por su carácter sacro, luego reducido al hospital psiquiátrico, desde donde podemos soñar que sus muros hagan callar la pulsión que tememos. En Inglaterra las casas de internación aparecen en los lugares más industrializados del país, se trataba de convertir al mendigo y al alienado en seres “productivos” a bajo costo y de esa forma conjurar también la posibilidad de la explosión social. Pero a parte de esto, el trabajo forzado del hospital tiene en valor de una cura moral, es en esta, supuesta, ruptura de la ley de Dios donde surge el castigo que toma la forma de locura. Después de todo la pregunta subyace… ¿Quién es el loco, el de afuera o el de adentro?

martes, 9 de marzo de 2010

El video de mis horrores


Las personas tenemos que relacionarnos con la realidad desde el tamiz de nuestro deseo, es decir, que a veces eso que llamamos realidad no es tal, y si pensamos bien, hay tantas de estas “realidades” como personas existen en el planeta, podríamos decir que cada quien ve las cosas a su modo.

En esta “realidad” (lo real) encontramos cosas que son amenazantes para nuestro yo, algunas son amenazas que vienen de afuera, otras son cosas que vienen de adentro, citando un libro: “…non est diabolus… dice el necio en su corazón, pero sabe que no es necesario nada más horrible que tu mismo para que yo exista”.

Nuestro yo (moi) necesita por lo tanto que existan mecanismos que lo defiendan de esta segregación, estos son los mecanismos de defensa, dentro de ellos hay uno de características sumamente arcaicas, llamado proyección. Una forma de decir, como los poetas que escriben “ese árbol llora la tristeza…” en lugar de decir “estoy triste”.

Precisamente en esta proyección es donde se funda la transferencia, y las cosas, si se me perdona la digresión, de ese mundo interno (innenwelt) se arrojan a al mundo externo (umwelt). El título de este trabajo es una forma de cumplir con la promesa de explicar a un amigo porque un video inocuo le causa pánico. Espero que perdone que, como dice la canción, “mal y tarde estoy cumpliendo la palabra…”

Sin embargo tomaré para su mayor claridad un caso más ilustrativo de la proyección y su interacción con otros mecanismos de defensa. Me refiero al caso Schreber. No me extenderé en este caso, cuyos antecedentes pueden ser fácilmente buscados en la red, ni tampoco en el libro “Memorias de un Neurópata” escrito por el magistrado Schreber.

Simplemente haré una sucinta referencia, se trata de un hombre de mediana edad, aquejado, según lo expone Freud, de una psicosis paranoica, este hombre tiene, una de muchas, la creencia de que el doctor que lo atendió en un periodo de su enfermedad está divido en dos, uno superior o bueno y otro inferior o malo. Como antecedente vale mencionar que la esposa del magistrado Schreber tiene en alta estima a este doctor y le agradece profundamente los cuidados dispensados a su marido.

El análisis del caso revela que el mismo magistrado Schreber también sentía atracción hacia este doctor, por lo tanto lo que está haciendo es proyectar este deseo sobre dos productos externos, un hombre hecho a la ligera, como lo llama, que encarna el doctor bueno y el deseo perseguidor y de contenido homosexual. No en balde el ensayo freudiano: “Sobre el mecanismo psíquico de los celos, la paranoia y la homosexualidad”.

Permítaseme echar mano del concepto de forclusión instaurado por Lacán, esto implica un rechazo al significante fundamental, que en lugar de estar integrado en el inconsciente en forma de represión (otro mecanismo de defensa), está puesto fuera del sujeto en un objeto alucinatorio. Foris-Claudere (fuero - cerrar) es decir forclusión implica el rechazo y la exclusión contundente. Es algo expulsado que vuelve en la percepción o el discurso alucinatorio. Esto me permite aclarar que el mecanismo básico de la psicosis no es proyectar “hacia fuera”, sino que lo que se acalló en el adentro, retorna desde afuera, así que no hablemos del video de mis horrores como la pantalla que en un fenómeno especular me sirve para ver lo que odio dentro mío. Pensemos más como una pantalla cuyo contenido es aquel que forma mi deseo y por lo tanto mi horror. Como diría Kristeva, lo abyecto que me seduce.

El video es aquel sitio en el que se forcluye mi deseo, en una especie de estructura que se erige frente a la mía y la estructura es "los efectos que la combinatoria pura y simple del significante determina en la realidad donde se produce" (Lacán).

Como ya lo había dicho antes, nadie nace hecho sujeto, es precisamente el nombre, la entrada de lo simbólico, en lo real y en lo imaginario lo que hace que el sujeto sea tal. Su nombre (compartido con su padre quizá, su apellido común…) le dan una historia y por lo tanto un guión. Diferenciación primaria lo llamaría Lacán, en la que el sujeto se va diferenciando del objeto en lo real (no en la realidad), pero para llegar a lo real tiene que surgir la demanda, deseo más significante primario, eso es lo que convierte la bola de carne viviente en sujeto.

Por eso a veces es necesario que una imagen soporte el peso del deseo, esto es proyección (he aquí porque dije que era arcaica), la proyección es una función de lo imaginario: El movimiento contrario ocurre, y algo viene a llenar ese hueco en la vida del sujeto en ciernes, esta es la introyección, pero esta sería por lo tanto una relación simbólica.

El video de mis horrores es tanto más horrendo en tanto más deseo, quizá a veces también el gusto por el horror es una forma de proyectar. Pero el video de mis horrores debe ser sólo un paso, una digresión en la formación de un sujeto y nunca convertirse en la piedra de tropiezo del mismo.